Reseña "Centinela" de Jennifer L. Armentrout

viernes, 23 de septiembre de 2016


Título: Centinela
Título original: Sentinel
Autora: Jennifer L. Armentrout
Saga: Covenant 5/5
Editorial: Ediciones Kiwi
Nº de páginas: 384
Año de publicación: 2016
ISBN: 978-84-16384-33-4



ATENCIÓN: Tanto la sinopsis como la opinión contienen spoilers de los libros anteriores.

Precioso día para una guerra.

A medida que el mundo de los mortales se desliza en el más absoluto caos cortesía de los dioses, Alexandria Andros debe recuperarse de una estrepitosa derrota que la ha dejado fuera de juego, dudando de su capacidad para poner fin a todo de una vez por todas.

Por si no tuviera suficientes obstáculos entre ella y su felices para siempre con el «digno de un desmayo», Aiden St. Delphi , deberán confiar en un enemigo mortal mientras se adentran en el inframundo dispuestos a liberar a uno de los dioses más peligrosos de todos los tiempos.

En un impresionante clímax cargado de acción, Alex deberá enfrentarse a una terrible elección: La destrucción de todo y todos los que conoce… o su propia destrucción.




¡Se terminó la saga Covenant! No puedo creer que ya se haya terminado y que ya haya salido publicado Centinela para darle el cierre a esta fantástica serie. No hace ni apenas unos meses que empecé con esta saga y tuve tal enganche a ella que hasta que no la he terminado no he parado. Esta autora es capaz de engancharme a sus series y esta quizá ha sido más especial, ya sabéis me encanta la mitología y Vampire Academy, por lo que esta saga fue una mezcla explosiva de ambas.

Álex, después del duro final que conocimos en Apollyon y todo lo que tuvo que sufrir, ha quedado rota y destrozada. Enfrentarse al dios tuvo más consecuencias de lo que esperaba y su vida ha cambiado por completo, dejando una Álex traumatizada y temerosa. La guerra está a punto de estallar y necesitan ayuda urgente. Para poder derrotar al dios que está detrás de todas las muertes deberán reclutar a alguien lo suficientemente poderoso para igualar sus fuerzas y los apollyons, ahora más que nunca, deberán trabajar juntos si quieren sobrevivir y ganar la guerra. 



"Una parte de mí se sentía vacía. Muerta. Era eso. Me sentía muerta por dentro."



Decir que tenía ganas de leer este libro es quedarse muy corto. Con todo lo que pasó en el final del cuarto libro de la saga, Apollyon, no podía esperar para conocer el destino de Álex y cómo volvería después de enfrentarse al malvado dios que la destrozó. Así que me alegro muchísimo que la publicación de este último libro no haya tardado tanto. 

Se prepara una guerra y el desenlace final de la historia de Álex. Veremos como los dioses del Olimpo siempre dejan en manos de los mortales sus problemas para que sean ellos quienes los solucionen, sin importar la cantidad de vidas que se lleven por delante. Me encantó que haya más protagonismo de los dioses, o varios de ellos, en este libro y tuvieran más aparición y peso en la trama. Además, reconozco que dos de ellos son mis favoritos y me encantó conocer más a fondo sus personalidades. 

Volveremos, como en en el libro anterior, a hacer un tour por el inframundo. En esta ocasión conoceremos el Tártaro, la más profunda, oscura e inquietante zona del inframundo. Tenía curiosidad desde la primera vez que bajaron al inframundo por cómo sería el Tártaro, la zona de más sufrimiento y castigo eterno. No solo conocí las criaturas y esta nueva ambientación, sino algunos mitos como las hijas de Dánao o Ixion. Ambos mitos no los conocía y me encantó poder aprender más de la mitología griega gracias a estos libros. Tengo que apuntar, porque si no lo digo reviento, que varios apuntes que hace la autora sobre mitología no son correctos, si lo habéis leído creo que me entenderéis a la perfección.



"Todos esos momentos nos conducían hasta el aquí y el ahora, y para cuando amaneciera, la sangre cubriría el suelo en un río carmesí. Nuestra sangre. La de nuestros enemigos. Y sangre de quienes habían sido manipulados."



Álex no es la misma desde la lucha que perdió contra el dios. No es capaz de sentir ninguna emoción y cuando siente miedo, éste la paraliza. No sabe si podrá volver a enfrentarse a él pero la guerra se está fraguando y es el mejor momento para luchar si quieren tener una ventaja, por lo que tendrá que buscar una solución a lo que le está pasando. Al principio de este libro tenemos a una Álex miedosa que ha perdido su fuerza por todo lo que ha vivido. Intenta sobreponerse pero a veces las situaciones en las que se encuentra le superan y se bloquea. Desde el principio de la saga, Álex ha tenido una evolución impresionante. Empezó como un personaje impulsivo e irresponsable para llegar a ser una chica madura con los pies en la tierra que toma responsabilidades y decisiones difíciles. Me encantó como antepone el bienestar y la seguridad de los demás al suyo propio.

Aiden el leal y fiero Centinela. No cesará en su deber de proteger a los demás y sobretodo a Álex. El amor que Álex le profesa es muy fuerte y estará con ella en los momentos más difíciles, hasta el final
y sean cuales sean las consecuencias. En Elixir este personaje me enamoró aún siendo que en los anteriores me gustó, y aquí tenemos a un Aiden mucho más tierno, abierto y cercano. Me gustó su lado protector y su fuerza. Es un personaje que me ha gustado muchísimo desde el inicio de la saga y que conforme iban pasando los libros ha llegado a encantarme.

Seth ha tomado malas decisiones debido a situaciones que escapan a su control y por fin ha abierto los ojos. Solo puedo decir que me enamoré de Seth todavía más en este libro. Es increíble todo lo que pasa en este libro con relación a él y, por temor a soltar algún spoiler sin querer, hasta aquí puedo leer.

Hay muchos personajes secundarios pero quiero nombrar a tres. Deacon, desde el primer libro me encantó y me da pena tener que despedirme de este personaje en concreto, espero que esté en el spin-off porque sin duda lo leeré. Marcus, tuvo una evolución admirable y mis emociones hacia el han cambiado de forma radical. Y por último, pero no por ello menos importante, mi querido Apolo. En todos los libros que mezclan mitología, Apolo se convierte en uno de mis personajes favoritos. Ha sido uno de los personajes que más me han hecho reír y como en el caso de Deacon, espero que salga en el spin-off.



"—¿Crees que está tramando algo?
 —Seth siempre está tramando algo."




La trama sigue en la línea de los anteriores y quizá este sea el que más acción contenga. Con esto quiero decir que como hay una guerra en camino, hay más escenas de acción pero hacia el final del libro. Este quizá sea el que más carga emocional tenga. Todo lo que tiene que pasar Álex la llevan al límite y por fin conocemos muchos de los sentimientos de los personajes que todavía desconocíamos. Una cosa que me molestó un poco, fue la cantidad de escenas románticas. Me explico. Me gusta que haya escenas románticas, es más, las suelo adorar, pero aquí quizá metió
demasiadas y me pareció que todo el rato estaba sucediendo lo mismo. Creo que si hubiera omitido un par de ellas, me habría gustado muchísimo más. Aún así es un libro que tiene muchos elementos que te atrapan: misterio, intriga, acción, romance, traiciones, dioses y seres mitológicos escalofriantes y mucha tensión.

El ritmo se me hizo muy rápido. Estaba en un bloqueo lector cuando lo empecé y apenas me duró un par de días de lo adictivo que es. Quizá el principio, con el recordatorio de lo que pasó en los libros anteriores, se me hizo un poco pesado, pero a partir de la página cincuenta aproximadamente, fue un no parar.

Los giros argumentales podrían haber sido sublimes. Siento que en su mayor parte intuía por donde iba a encauzar la autora este final y quizá esperaba más giros que no viera  venir para que me gustase mucho más de lo que lo hizo. También tengo que reconocer que hay algo que pasa que no lo vi venir para nada y me dejó sufriendo y agonizando. Y también hay algunas cosas que todavía no entiendo, se dieron como revelación pero lo dejaron pasar sin darle importancia y fue un poco... confuso.

El final en su mayoría estuvo bien. Tenemos algo que se revela al final que me dejó sorprendida por lo que conlleva pero sigo pensando que podría haber sido más sorprendente. Aún así, creo que fue un cierre muy bueno y pone la guinda a una saga que he disfrutado mucho.




"La reconstrucción es tan importante como la guerra, y ese proceso comienza mucho antes de que la guerra haya terminado."



En conclusión, Centinela pone el broche final a una saga que mezcla de forma sublime la mitología griega con la época actual. Llena de acción, personajes entrañables y mucha acción, esta saga se vuelve completamente adictiva, haciendo que devores todos y cada uno de sus libros e incluso dejándote con ganas de mucho más.







¿Habéis leído la saga? ¿Tenéis ganas de conocer el final?
¡Besos y feliz fin de semana!


1 comentario :

  1. Hola! No he leído esta saga (aún) pero veo que gusta bastante así que quizás me anime con ella más adelante y me alegra ver que tú la has disfrutado.
    Un beso :)

    ResponderEliminar

Tu opinión es muy importante para mí, ¡así que anímate y déjame tu comentario! Intentaré responderte lo antes posible. ❤