Reseña "Estás sola" de Alexandra Oliva

miércoles, 8 de marzo de 2017


Título: Estás sola
Título original: The last one
Autora: Alexandra Oliva
Saga: Autoconclusivo
Editorial: Plaza & Janés
Nº de páginas: 368
Año de publicación: 2017
ISBN: 9788401017209


Ella buscaba aventura pero nunca pensó que llegaría tan lejos.

Doce concursantes, un juego de supervivencia y una realidad alterada.


Bienvenidos a la selva.


Doce concursantes de variado talento y carácter compiten en un duro reality de supervivencia en una selva remota. Lo que comienza como un concurso bien planeado y supervisado pronto se convierte en algo mucho más oscuro y complicado con una protagonista excepcional e indiscutible: la concursante Zoo ha de defenderse ella sola en este entorno hostil, pero al mismo tiempo que sus reservas emocionales y físicas empiezan a flaquear, su habilidad para analizar lo que está viviendo será su triunfo o su derrota.

Sofisticado y provocador, este impresionante thriller nos obliga a reflexionar sobre el papel que los medios de comunicación desempeñan en nuestra percepción de lo que es real y demuestra con qué facilidad nos dejamos influir por nuestros juicios y lo sencillo que resulta manipularnos.




No conocía la existencia de este libro y la portada en inglés me sonaba de haberla visto por GoodReads, pero nunca me había parado a leer la sinopsis. Cuando leí "Para fans de Los juegos del hambre y Perdidos" mi curiosidad pudo conmigo y decidí leerlo. Tengo que decir que las comparaciones son odiosas y, si bien tiene algo de similitud con este libro, son pocos los detalles que encontraremos que sean parecidos.

A oscuras promete ser el reality show de la temporada. Una competición donde doce concursantes tendrán que sobrevivir en un entorno hostil, enfrentándose a un sinfín de Desafíos organizados por el programa. No solo tendrán que competir entre sí, por ser los ganadores del Desafío para ganar la recompensa de proclamarse ganador, el hambre y la sed, los animales salvajes y las condiciones meteorológicas, sino con su propia mente y el juego que ha planeado el programa. Zoo deberá endurecerse, dejar de lado su papel y concentrarse única y exclusivamente en su meta.



"Lo que no saben es que en esta carrera no hay línea de meta. El juego continuará hasta que solo quede una persona, y la única salida es abandonar."



Zoo está decidida a ganar el programa. Sabe que tiene oportunidades de quedar entre los finalistas, ya que Rastreador seguro que será el ganador. Hará cualquier cosa por aprender a rastrear, a encender un fuego, a cocinar y despellejar un animal, a filtrar y potabilizar el agua. En principio los Desafíos parecen fáciles, orientación y búsqueda de pistas, pero poco a poco se va volviendo más y más complicado. Siendo vigilados por un ejército de cámaras silenciosos, observarán todos sus movimientos y, a la hora de emitir el programa, los editores jugarán con el material para crear el concurso que ellos idealizaron.

La historia me llamó mucho la atención, nunca había leído un libro sobre supervivencia y menos llevado de esta forma. Me ha encantado, pero al mismo tiempo me sentí muy confusa a lo largo de la primera mitad del libro por motivos que más tarde os expondré. Me encantó la ambientación. La autora ha hecho un gran trabajo con las descripciones del entorno, parecía mientras iba leyendo que también estaba en el bosque con los participantes del programa y que aprendía con ellos las técnicas correctas para encender un fuego o potabilizar el agua, se nota que ha hecho cursos de supervivencia y que domina a la perfección el tema. Entrar de lleno en la competición fue quizá un poco abrumador, por la cantidad de detalles y personajes que había, y la avalancha de información que nos dan en principio.

El libro podría dividirse en dos: la emisión y edición de las imágenes del programa y las vivencias de la protagonista. Aquí llegó la parte confusa. Los capítulos pares nos narran los desafíos y las imágenes grabadas por los cámaras como si nosotros mismos estuviéramos viendo el reality show desde el sofá de nuestra casa, narrado en tercera persona y donde los personajes tienen motes. Mientras que los capítulos impares los narra Zoo en primera persona, llamando por su nombre a los participantes y cuyos acontecimientos se suceden tiempo después a lo que tenemos narrado en los capítulos pares. En parte esto me hizo confundirme y no saber, sobre todo, de qué personajes hablaban en todo momento, pero fue fascinante ir intercalando las dos narraciones y que ambas tuvieran un sentido conjunto para llegar al mismo punto. 



"Ellos eligen la escena, eligen el momento, ese destello de una de las muchas facetas de la personalidad de ese joven."



Zoo quiere una última aventura antes de dar un gran paso en su relación y su vida, por lo que decide apuntarse a esta aventura. Al principio se lo tomará como un juego, pero todo empieza a ponerse peliagudo rápidamente. Su mecanismo de defensa será asimilar las cosas de una forma en particular, haciendo que empiece a dudar de si lo que ve es real o si es uno de los muchos juegos orquestados por los productores. Me ha fascinado por completo este personaje. Vemos una evolución a lo largo de la novela impresionante, la forma que tiene de enfrentarse a la realidad y cómo no pierde de vista en ningún momento su meta. También ha sido desde su perspectiva, donde he sentido más angustia.

Hay un sinfín de personajes secundarios, de los que no os voy a hablar muy en profundidad para que seáis vosotros los que los conozcáis poco a poco. El personaje que más me ha gustado ha sido Rastreador, uno de los participantes más fuertes y preparados del grupo. Su forma de enseñar e incluso la paciencia que muestra con otros participantes son admirables. Y por supuesto Brennan. Es el personaje que más me ha enternecido y más fortaleza muestra a lo largo de los capítulos. Todos los participantes del concurso tienen un rol y debo decir que me han encantado en su mayoría, lo diferentes que son unos de otros y las diferentes maneras que tienen de asimilar los conocimientos y llevarlos a la práctica.



"Ese es su estilo; desdibujar la línea entre realidad y pesadilla. Me provocan pesadillas y luego las materializan."



La trama ha sido apasionante. Me encantó la crítica que hay en este libro a los medios de comunicación y cómo manipulan la información o las imágenes antes de emitirlas para que el espectador vea lo que ellos quieren que vea. Cómo damos por sentado todo lo que sale en la televisión sin pensar en que han podido manipular las imágenes, cortando u omitiendo partes importantes que de otro modo no se tomarían de la forma en que los productores, en este caso, quieren. No sólo vemos la crítica, si no que además, es muy importante en la trama la edición de las imágenes y estará presente en toda la novela. También me encantó la alteración de la realidad y los juegos piscológicos. Fue una de las partes más emocionantes e interesantes, que disfruté enormemente mientras jugaba a saber si en realidad lo que veía era cierto o era algo creado por el programa.  

El ritmo es apasionante. En cuanto coges el ritmo y más o menos te situas con lo que está pasando en la novela, empiezas a leer hasta devorar sus páginas por completo. Quizá si es cierto que me costó un poco engancharme, era demasiado confuso intentar adivinar qué personaje era cada uno, jugando al quién es quién, pero cuando me di por vencida y me metí de lleno en la historia sin obsesionarme con ponerle nombre a los personajes, me enganché muchísimo. Las últimas cien páginas son imposibles de dejar para luego, las leí del tirón de toda la acción, la tensión y el drama que había en ellas.

Los giros argumentales me encantaron. Hubo uno al final que me encantó demasiado y me dejó con la boca abierta queriendo leer más y saber más porque, de lo metida que estaba en la historia, no lo vi venir y tampoco me lo esperaba. El final fue vertiginoso. Como ya he dicho antes, en las últimas cien páginas pasan un montón de acontecimientos que hacen que no puedas soltarlo, con todas las revelaciones finales y el desenlace. Me pareció un final más que adecuado para la novela, aunque quizá me hubiera faltado un poco más, un final más cerrado para darle un fin a esta novela que me ha encantado. 



"El cerebro es un órgano terrorífico y maravilloso, y lo único que quiere es sobrevivir."



En conclusión, Estás sola es una historia apasionante y adictiva sobre la supervivencia, los juegos mentales, la manipulación de los medios  y la alteración de la realidad. Con unos personajes muy bien construidos, entraremos de lleno en una historia compleja donde no todo es lo que parece y donde los personajes tendrán que sacar lo mejor de sí mismos si quieren salir con vida. Un libro que recomiendo si os gusta el género y si queréis leer algo diferente que os deje con la boca abierta.


3.5


¿Habéis leído el libro? ¿Tenéis ganas de hacerlo?
¡Besos y feliz día!




4 comentarios :

  1. ¡Hola! Estuve a punto de leerlo, pero al final me eché para atrás porque no sabía si realmente me iba a gustar el libro (acostumbro a leer otros géneros, pero a veces me gusta cambiar) Leyendo tu reseña me doy cuenta de que lo podría haber disfrutado. Quizás en un futuro me anime
    Nos leemos

    ResponderEliminar
  2. Me parece muy interesante pero es parecido a varios de los que he leído últimamente así que me lo apunto pero para más adelante :)
    Un beso, nos leemos.

    ResponderEliminar
  3. No me llama demasiado así que este creo que no lo voy a leer. Un besote :)

    ResponderEliminar
  4. La he leído por encima para no destripar mucho el libro puesto que lo estoy leyendo pero me alegra ver que te sorprendió para bien y lo disfrutaste. A mi me está gustando bastante :)

    ResponderEliminar

Tu opinión es muy importante para mí, ¡así que anímate y déjame tu comentario! Intentaré responderte lo antes posible. ❤