Reseña "Arrowood" de Mick Finlay

lunes, 25 de junio de 2018


Título: Arrowood
Título original: Arrowood
Autor: Mick Finlay
Saga: Arrowood 1/2
Editorial: HarperCollins
Nº de páginas: 400
Año de publicación: 2018
ISBN: 9788491392347
Traducción: Sonia Figueroa Martínez


1895: La ciudad de Londres está asustada. Un asesino está al acecho en las calles, los pobres están hambrientos, los cabecillas de las bandas criminales están haciéndose con el control, las fuerzas policiales no dan abasto.

Los ricos acuden a Sherlock Holmes, pero el aclamado detective privado no pisa casi nunca las densamente pobladas calles del sur de Londres, las calles donde los crímenes son más sórdidos y la gente más pobre.

En una oscura esquina de Southwark, las víctimas acuden a un hombre que detesta a Holmes, a los adinerados clientes de este y el teatral enfoque forense con el que investiga los crímenes. Ese hombre es Arrowood: psicólogo autodidacta, borracho ocasional e investigador privado.

Cuando un hombre desaparece misteriosamente y la persona que podría aportarle información al respecto es brutalmente apuñalada ante sus propios ojos, Arrowood se enfrenta junto a Barnett, su fiel ayudante, a la misión más difícil que han tenido hasta el momento: capturar al cabecilla de la banda criminal más peligrosa de Londres...



Los que llevéis un tiempo en el blog sabréis lo mucho que me gusta el personaje de Sherlock Holmes. Cuando leí la sinopsis de esta novela fue inmediato querer leerla por suceder en la misma época y por esa frase tan atractiva que podéis ver en la misma portada. Con esta premisa y con el aliciente de tener un misterioso caso de desaparición me lancé de cabeza, pero no ha sido lo que esperaba de esta novela.

La alta sociedad de Londres cuando tiene algún problema acude al brillante Sherlock Holmes, pero los que no tienen tanto poder económico acuden a William Arrowood, detective privado acompañado de su inseparable Norman Barnett. Sumido en una difícil situación económica, Arrowood concerta una cita con Caroline Cousture, una joven francesa que necesita su ayuda. El problema de Cousture es la desaparición de su hermano. Asustada del destino que haya podido tener, decide pagar la tarifa de Arrowood y ponerlo en la pista para que pueda descubrir su paradero. Thierry trabaja en el Barrel of Beef, uno de los locales regentados por Stanley Cream con el que tienen un pasado turbulento. ¿Podrán encontrar al  joven Thierry antes de que sea demasiado tarde?


"La clave está en la gente, en saber descifrar su comportamiento."


Un caso pasado puso en su contra a Stanley Cream, uno de los empresarios más peligrosos de todo el sur de Londres. Tanto Arrowood como Barnett intentarán dejar el caso al darse cuenta que su camino se encontrará de nuevo con Cream, quien los amenazó de muerte la ´última vez, pero la insistencia de la señorita Cousture y ciertos acontecimientos que sucederán sobre la investigación harán que no desistan y sigan la pista de Thierry a pesar del peligro que conlleva para ellos. Envueltos en el humo de Londres, bajo la sombra del más  grande detective de todos los tiempos y con la todavía fresca amenaza de Jack el Destripador, nuestros dos protagonistas se enfrentan a uno de los casos más complicados y peligrosos que han caído en sus manos y no solo su vida se verá en peligro.

Como ya dije antes, lo que me lanzó a leer esta novela fue precisamente el nombre de Sherlock Holmes y la época en la que transcurre esta novela. Pero ha habido varias cosas que me han molestado bastante durante la lectura. Siendo una gran fan de Sherlock, no esperaba el odio tan profundo que siente Arrowood y su afán casi obsesivo por desacreditar su trabajo y su fama ante cualquiera que esté dispuesto o no de escuchar lo que tiene que decir. Sinceramente, esperaba en este libro un encontronazo entre ambos detectives. Me hubiera encantado que ambos se encontrasen investigando el mismo caso de forma paralela y este encuentro diera unas escenas dignas de admiración o en todo caso que aportasen una chispa de diversión sabiendo la obsesiva repulsión que siente Arrowood por Sherlock e incluso por Watson. Lo único que ha conseguido el autor con este tipo de comportamiento ha sido hacerme rechinar los dientes y sentir muy poca empatía en estos casos por el personaje ya que parece que toda su energía la usa en odiar a Sherlock en vez de mejorar como detective, aunque tiene motivos para odiarlo me pareció demasiado extremista.

Otra de las cosas que no me ha terminado de convencer ha sido la cantidad de temas que ha mezclado en esta novela. Metió a Sherlock Holmes como un personaje real en su trama, pero también metió a Jack el Destripador. Todos sabemos el miedo que producía el nombre de Jack el Destripador en las calles, sobre todo en Whitechapel, pero no me parecía necesario incluir a Jack en esta novela. Y si no fuera poco meter a Sherlock y a Jack el Destripador, también hay una gran influencia de los fenianos y sus ataques para conseguir la independencia irlandesa. Ha sido un cóctel de elementos que no han tenido casi ninguna conexión entre sí y no han terminado de convencerme del todo.


"La guerra ha llegado, se libra en nuestras callejuelas."


William Arrowood es uno de los mejores detectives de Londres, por detrás de Sherlock Holmes y trabajando en los barrios bajos con la gente más pobre. Alcohólico y aficionado a la buena comida, tendrá un pasado marcado por las malas experiencias y frustrado por la larga sombra que deja Sherlock Holmes tendrá una obsesión con este detective llegando al odio más profundo y tratando de desacreditar su trabajo y brillantez ante todo el que se ponga por su camino. Ex periodista expulsado de su trabajo vio una oportunidad cuando empezaron a hacerle encargos de investigación dada su inteligencia y conocimiento de la psicología humana para resolver casos. El caso que marcó su vida fue el anteriormente en el que estuvo implicado Cream y que prohibió el acercamiento de este y Barnett a sus locales bajo amenaza de muerte. Arrowood me ha parecido un personaje interesante y completo a pesar de ser un poco desastre, cruel e insensible con los demás.

Norman Barnett es quien nos narrará los acontecimientos durante toda la novela. Es un personaje complicado con una determinación firme que no está pasando por un buen momento. No ha logrado convencerme del todo este personaje, le faltó más profundidad y desarrollo en su personalidad para ver un crecimiento como personaje, pero se me quedó bastante plano.

Hay varios personajes que me han gustado mucho, como la entrometida hermana de Arrowood y la señorita Cousture. Ambas son un enigma para el lector a lo largo de la novela y ambas serán providenciales. También tengo que reconocer que me enamoré de Neddy, un pequeño niño que hace de recadero de Arrowood por unas pocas monedas.


"Este caso nos ha elegido a nosotros. Es nuestra oportunidad para pagar por el error que cometimos y hacer bien las cosas."


La trama ha sido una montaña rusa. En ocasiones estaba muy enganchada y con ganas de seguir leyendo para desentrañar todo el misterio que envuelve el caso, pero en otras se me ha hecho muy cuesta arriba seguir leyendo y mantener el interés en la novela. Hay cosas durante la trama que se repiten casi de forma idéntica. Le da muchas vueltas a lo mismo una y otra vez y sientes en algunas partes que ya has leído lo que estás leyendo anteriormente. El misterio fue enrevesado, pero le faltó emoción a la forma de llevarlo para que el lector esté enganchado y con ganas de seguir leyendo. El cóctel de temas que os comenté antes también hizo que en algunos momentos no supiera por donde coger la novela y ya que metía esos elementos podría haberlo hecho de otra forma para darle más emoción.
El ritmo al igual que la trama de la novela es un sube y baja. Como ya os digo, en muchos casos estaba enganchada, pero otros se me hacía bastante lento y con la pérdida de interés hubo momentos en que me costaba seguir leyendo. También tengo que reconocer que el último cuarto de la novela mejoró mucho y lo leí bastante rápido.

Los giros argumentales estuvieron bastante bien llevados. Hay varias sorpresas que no esperaba que llegasen a ocurrir y me encantó que el autor supiera sorprenderme. En cuanto a el final fue el cierre necesario para esta primera parte y cierra el misterio que nos presentó en esta novela, dejando la posibilidad de abrir otro caso en un futuro (recordemos que habrá una segunda parte) y hay cosas que no se han terminado de cerrar con respecto a los personajes principales.


"La atención del público es como un brandy bien fuerte, te siente muy pagado de ti mismo. Además, en algunas ocasiones los villanos están convencidos de que son buenas personas."


En conclusión, Arrowood es una novela de misterio envuelta entre la niebla de Londres en plena época victoriana con una gran presencia de Sherlock Holmes, la independencia de los fenianos e incluso Jack el Destripador. Con unos personajes especiales por sus excentricidades, nos meteremos de lleno en la búsqueda del joven francés desaparecido en los barrios bajos de Londres.




¿Os llama la atención? 
¡Feliz día!


2 comentarios :

  1. ¡Hola! No lo conocía pero no me llama demasiado y menos viendo los altibajos que has tenido con él. Un besote :)

    ResponderEliminar
  2. Hola, pues me pasó lo mismo que a ti, leí la sinopsis y me pareció genial, pero cuando segui y segui leyendo tu reseña, mi interés fue disminuyendo poco a poco, es una lástima, porque, me parece que la trama se presta para crear una historia atrapante, mil gracias por la recomendación, desde Kiwybooks.blogspot.com

    ResponderEliminar

Tu opinión es muy importante para mí, ¡así que anímate y déjame tu comentario! Intentaré responderte lo antes posible. ❤