Reseña "Warcross" de Marie Lu

lunes, 12 de febrero de 2018


Título: Warcross
Título original: Warcross
Autora: Marie Lu
Saga: Warcross 1/2
Editorial: Nocturna
Nº de páginas: 431
Año de publicación: 2018
ISBN: 978-84-16858-30-9
Traducción: Noemí Risco Mateo



Para los millones de usuarios que se conectan en busca de adrenalina o por la euforia de experimentar un nuevo estilo de vida, Warcross es más que un juego; es una revolución. Emika Chen trabaja como cazarrecompensas rastreando a los jugadores que vulneran la ley. Y se trata de un mundo competitivo, por lo que un día asume un desafío muy arriesgado: hackear la partida inaugural de los campeonatos mundiales.

Convencida de que van a detenerla, Emika se sorprende cuando en su lugar recibe una llamada del hermético creador de Warcross con una oferta irresistible: introducirla en la próxima edición del torneo para investigar un fallo de seguridad.

En Tokio le esperan la fama y la fortuna.

Y el juego le ofrece una partida sin consecuencias...

¿Verdad?



Una de las novedades de enero que más me llamaban la atención era esta, Warcross. Desde su publicación en inglés me dieron muchas ganas de leer esta novela porque su sinopsis me recordó muchísimo a Ready Player One, libro que amé por completo. Tuve la oportunidad de leerlo en enero y quizá mis altas expectativas me hayan pasado una mala jugada, de nuevo.

Emika Chen trabaja como cazarrecompensas para la policía, buscando a aquellos delincuentes menores que hayan entrado en el sistema de captura por apuestas o malas prácticas. Emika se encuentra con un aviso de caza muy suculento y con una alta recompensa que serviría para solucionar la precaria situación en la que está metida, pero las cosas se tuercen. Se acerca el campeonato mundial de Warcross y Emika intentará hackear el juego inaugural para sobrevivir, aunque los planes no salen como ella desea y se verá arrastrada al centro de los focos.


"El Mundo Oscuro no se rige por ninguna norma, salvo esta: permanece anónimo. Tu seguridad vale tanto como tu disfraz."


Al hackear el juego inaugural, Emika es atrapada hackeando el juego y sabe que con sus antecedentes penales acabará en la cárcel. Sin embargo, no saldrá de su asombro cuando el propio creador de Warcross, el jovencísimo Hideo Tanaka, la reclute para que trabaje con él en un fallo de seguridad que tiene Warcross. Siendo los juegos mundiales, Emika pronto captará la atención de los medios y su rol como hacker dentro del juego para tratar de solucionar la brecha de seguridad, tendrá que mantenerla en el más absoluto secreto. Se mudará a Tokio donde Warcross tiene su sede central y donde darán comienzo los juegos. ¿Será capaz de tapar las fallas de seguridad antes que la situación se agrave? 

Warcross ha sido una explosión de color e imaginación. Si bien en un inicio me pareció flojo el sistema de realidad virtual y los juegos dentro del mundo de Warcross, la superposición del mundo virtual al nuestro en las calles de Tokio ha sido impresionante. Me recordó a alguna serie de televisión de ciencia ficción el hecho de ver la ciudad con la superposición de imágenes creadas en Warcross, pero aún así me maravilló por la cantidad de luz y color que la autora te hace imaginar. En cambio, los propios juegos y dentro de lo que sería Warcross, si que esperaba algo diferente. Los juegos imaginaba que sería algo más original e imaginativo, porque fue como un atrapa la bandera en toda regla pero con algún elemento añadido. También esperaba que la realidad virtual de los juegos fueran algo más extenso, algo como el propio mundo de Ready Player One, plagado de mundos dispares entre sí con un montón de actividades diferentes. Pero aún con todo hay muchas cosas añadidas que me parecieron muy originales dentro de la tecnología que ha desarrollado Marie Lu para esta novela. 

La ambientación me encantó. Si soy sincera he leído muy muy pocas novelas que estén basadas en Asia y menos todavía en Tokio. Me encantó conocer las calles y ver la superposición de imágenes encima de los edificios. También es importante la cultura oriental, presente desde el primer momento en que Emika pone un pie en Tokio. Me gustaría leer alguna novela más inspirada en Asia porque siempre están ambientadas en EEUU o Europa. 


"La muerte tiene la terrible costumbre de cortar cada línea que ha trazado cuidadosamente entre tu presente y tu futuro."


Emika Chen, cazarrecompensas y hacker a tiempo completo, se ve arrastrada a Tokio para conocer a su ídolo y trabajar para ´él en el momento más culminante del año: los juegos mundiales de Warcross. Su mundo pega un giro de 360º en muy poco tiempo y tendrá que adaptarse a los cambios tan radicales a los que está sometida. Su misión será muy importante y vital para el buen funcionamiento de Warcross: cerrar la brecha de seguridad que se ha abierto en el código de los juegos. Emika ha sido una protagonista muy interesante. El cambio radical que al que se ve sometida cambia mucho su forma de ver las cosas y su perspectiva, por lo que fue interesante  ver y conocer sus propios pensamientos y las decisiones que iba tomando.

Hideo Tanaka, el creador de Warcross y uno de los millonarios más jóvenes y célebres del mundo, es el ídolo y el ejemplo a seguir de Emika. Siempre tuvo una fascinación con su persona, pero nunca imaginó que podría llegar a conocerlo en persona y mucho menos trabajar para él. Hideo se ganó la fama creando Warcross cuando apenas tenía trece años y desde entonces su figura ha copado las portadas sensacionalistas, siendo uno de los famosos más cotizados del mundo. Ha sido un personaje al que calé desde el primer momento. Ha sido interesante conocerlo, pero de todos modos me hubiera gustado ver en él un poco más de profundidad.

En cuanto al resto de personajes secundarios he sentido que estaban ahí un poco de relleno. Me explico, la mayoría apenas tiene un protagonismo más allá que el de su función y no llegué a sentir que conocía a ninguno de los personajes en profundidad. Esto hizo que mi satisfacción con el libro decayese un poco y acabase por restarle puntos a la puntuación final. Espero que en el siguiente libro tengan un papel más importante y se les tenga más en cuenta.


"Todas las puertas cerradas tienen una llave. Todos los problemas tienen una solución."


La trama ha sido muy entretenida. Si bien es cierto que hay muchas cosas que esperaba fueran diferentes y tuvieran un mayor protagonismo, me enganché bastante a la historia. Además de ser adictivo tiene el incentivo de tener acción a raudales desde las primeras páginas. Si es cierto que en ciertos momentos la trama se vuelve más pausada, pero siempre aparecen nuevos problemas y desafíos que los personajes tendrán que ir superando. En el lado romántico tengo que reconocer que no me convenció del todo. Siento que si no hubiera habido un lado romántico en esta novela y si en el siguiente, hubiera sido todo un acierto. Supongo que la historia en sí misma le exigía un poco de romance, pero si hubiera esperado a desarrollarlo en el siguiente creo que me habría gustado más. El ritmo es bastante rápido. Como ya dije, el libro es bastante adictivo y con las dosis de acción aún tienes más ganas de leer. Si bien es cierto que a mitad del libro el ritmo decae y se hace más pausado, el libro se lee en muy poco tiempo, por lo que podréis devorar esta novela en pocas horas. Además la narración tan fluida y ágil que tiene aún acelera más la lectura.

Los giros argumentales fueron lo que menos me convenció de toda la novela. Para mí fue muy predecible desde el momento que empiezan a darte pistas y pequeños retazos de información. Averigüe desde el principio todo el misterio que rodeaba el fallo de seguridad de Warcross y el misterio de ciertos personajes. No sé si es porque he leído mucho o simplemente la autora te marca en todo momento el final y el gran descubrimiento mucho antes de que lo revele. Aún tengo la esperanza que el siguiente libro pueda llegar a sorprenderme. En cuanto al final, me pareció el adecuado para cerrar el primer libro y te deja con mucha curiosidad sobre qué pasará en el siguiente. A pesar de llevar mis expectativas por las nubes con esta novela y que no haya terminado de gustarme tanto, sí que me dejó con ganas de leer el siguiente libro y conocer cómo terminará la historia. Solo espero que me sorprenda y se profundice en los diferentes personajes que podrían haber dado mucho más juego en esta primera parte.


"Todas las personas del mundo están conectadas de alguna manera a todas las demás."


En conclusión, Warcross es una novela de ciencia ficción juvenil llena de acción y misterio narrada por una protagonista fuerte, independiente y muy interesante. A pesar de no ser lo que esperaba, imaginando algo similar a Ready Player One, y ser más predecible de lo que pensaba, su final me dejó con mucha curiosidad por leer el siguiente y último libro de esta nueva bilogía de Marie Lu.




¿Habéis leído la novela? ¿Qué os pareció? ¿Os llama la atención?
¡Besos y feliz día!



2 comentarios :

  1. A este libro le tengo ganas de hace tiempo, y ahora más con tu reseña, es la primera que leo del libro :)
    Espero poder leerlo pronto!
    Muy buena reseña, besos.

    ResponderEliminar
  2. Hola!!
    Con este libro no creo que me anime, no me termina de convencer.
    Un besin :)

    ResponderEliminar

Tu opinión es muy importante para mí, ¡así que anímate y déjame tu comentario! Intentaré responderte lo antes posible. ❤