Book-Tag: Dulce Navidad

jueves, 4 de enero de 2018


¡Hola devoradores!


¿Qué tal estáis? ¡Entramos en la recta final de esta edición del Especial de Navidad! Para hacerlo más dinámico hemos decidido rescatar uno de los BookTags que hicimos el año pasado y que creamos nosotras mismas. Aunque haya pasado la Navidad, aún seguimos comiendo los dulces típicos de la época y aún nos falta el popular Roscón de Reyes, por lo que este tag viene perfecto. Se trata de poner para los diferentes dulces un libro que encaje con la descripción que le dimos a cada uno y la verdad sea dicha que me ha costado mucho tiempo encontrar un libro para cada una de las preguntas y que lo haya leído a lo largo del 2017. ¿Queréis conocer las respuestas a este tag? ¡Seguid leyendo!




Un libro que me sorprendió fue El juego de Ender de Orson Scott Card. Llevaba tiempo queriendo leer esta famosísima novela de ciencia ficción y no esperaba que fuera tan dura. Esta narrado desde la perspectiva de un niño, pero en la mayor parte de la trama se te olvida por la dureza y exigencia con la que tiene que vivir. Fue una grata sorpresa lo mucho que disfruté de este libro, porque no pensé que me fuera a gustar tanto y fue fascinante la moralidad y psicología de los personajes, sobre todo de Ender.




El libro más dulce que leí en el 2017 fue Aristóteles y Dante descubren los secretos del universo de Benjamin Alire Saénz. Fue una novela que me enamoró junto a sus protagonistas y el resto de personajes que aparecen en la novela son un amor. Se va viendo cómo se va formando la relación de amistad entre los dos personajes desde el principio y cómo se asienta. Fue demasiado hermoso y sin duda el libro más bonito y dulce del año.




Leí varios clásicos el año pasado pero me he decantado por nombrar a una escritora y no a su obra. Agatha Christie es considerada la reina de la novela negra y no es para menos. Todas sus obras son magistrales y enganchan de una manera increíble, por lo que está autora me parece me parece imprescindible para los que disfrutan con el género o quieren empezar con él. Siempre disfruto leyendo alguno de sus libros a lo largo del año y es una delicia. 




Tengo muchos libros que devoré el año pasado, pero sin duda uno de los libros que más rápido leí (junto a la trilogía La princesa de papel) fue Una corte de alas y ruina de Sarah J. Maas. Me enganché mucho más de lo que esperaba y leí este libro en tiempo récord a pesar de su longitud. Intenté ir despacio para saborear cada palabra, pero me fue imposible. Llegó un punto en que no podía parar ni siquiera para marcar alguna frase que me gustase y simplemente devoré cada una de las páginas. Por este motivo no encontraréis la reseña, al ir tan deprisa siento que debo volver a leer la novela para fijarme en esos detalles que seguramente pasé por alto por ir leyendo tan rápido.




Ayer os mostré las peores lecturas del 2017 y allí encontré mi lectura más complicada de terminar. El Palacio de Petko fue una de las novelas que mas tiempo me llevó terminar a pesar de su corta longitud. A pesar de ser un libro corto que, en teoría, debería leerse muy rápido, por la falta de desarrollo en muchos de sus elementos me costó engancharme y tener interés en seguir leyendo. 




El año pasado por fin terminé el primer arco argumental de Nacidos de la bruma que completa la primera trilogía. Cómo me gustó tanto el cierre de dicha trilogía, decidí leer seguidamente Aleación de ley de Brandon Sanderson, el cuarto o enlace de la siguiente trilogía, y a pesar de que me gustó, no pude evitar compararlo con el anterior. El cambio de ambientación y de época me pilló a contrapié y quizá por ello no disfrute tanto como esperaba de esta novela. Al mismo tiempo me gustó el cambio por ver cómo se desarrolla la magia siglos después en unos personajes diferentes y reconozco que los nuevos personajes me encantaron y me dejaron con gaans de seguir la saga.




El libro empalagoso del 2017, y no para bien, fue Tras las cámaras de Dahlia Adler. El romance que hay en esta novela es demasiado empalagoso y precipitado, la protagonista es muy infantil y eso aumentó considerablemente que sintiera esa sensación de empalago. No logró convencerme ni el romance ni los personajes, por su comportamiento inmaduro, y la trama fue una repetición constante de los mismos sucesos. Me hubiera encantado que me gustase este libro porque la sinopsis me hizo pensar que sería un libro divertido y ligero, pero no pudo ser.




En esta pregunta tengo la respuesta perfecta. It ends with us de Colleen Hoover es un libro que trata temas muy muy duros y te hace ver las cosas desde otra perspectiva una vez que terminas la lectura. Aprendí mucho, no sabéis cuanto, con esta lectura y creo que ha sido la que mejor ha llevado este tema y que más me impactó por encontrar estos temas tan duros en una novela que en principio me hizo reír a carcajadas.




No estoy segura cuál de mis lecturas del año pasado podría encajar mejor aquí, pero quizá el que más me llenó fue Una corte de niebla y furia de Sarah J. Maas.  Este libro me enamoró y me dejó con una sensación de estar flotando en una nube. Me maravilló y me encantó tanto, me hizo sentir tantas emociones al mismo tiempo y, como ya os he dicho, me dejó con una sensación de felicidad absoluta.




Ha sido ver este libro en mis lecturas del 2017 en GoodReads y automáticamente establecer la respuesta a esta categoría. La espada de cristal de Victoria Aveyard me pareció un libro mucho más flojo que el anterior, puede que sea de transición, pero de todos modos me pareció que tenía mucho relleno y pasaban las mismas cosas una y otra vez. Me pareció muy lento y creo que tenía mucho relleno por la cantidad de veces que repiten las mismas situaciones. Durante la lectura sentí que no avanzaba y me costó una barbaridad mantener el interés en esta novela. Tengo mucha curiosidad por el tercer libro porque he leído mejores críticas que de la segunda parte, pero voy con un poco de miedo porque está siendo un sube y baja esta saga y no sé por dónde va a salir ni a terminar.




Iba a poner Harry Potter o alguna de mis sagas favoritas que haya leído alguno de los libros siguientes el año pasado pero no estaría siendo sincera. El libro que me hizo disfrutar como una niña pequeña fue El camino de los reyes de Brandon Sanderson. De verdad, ¡qué pasada de libro! No os puedo explicar lo mucho que me gustó este libro porque no hay palabras suficientes para esta maravilla. Cada uno de los elementos, los personajes, la trama, la ambientación... Me hizo disfrutar tanto. Disfruté de cada palabra y descubriendo cada uno de los elementos de la novela y, sinceramente, no pen´se que me fuera a gustar tantísimo como para considerarlo uno de los mejores libros que he leído en toda mi vida.




Podría poner perfectamente la trilogía Una corte de rosas y espinas de Sarah J. Maas porque me dejó con muchas ganas de seguir leyendo los siguientes libros que serán publicados. También podría poner Trono de cristal porque al leer el quinto libro, me quedé sufriendo por leer el siguiente. Pero en realidad la trilogía que más ganas me dejó de seguir leyendo y que no sea una respuesta tan obvia es Amanecer rojo de Pierce Brown. La brutalidad y la sangre, la violencia, esas tramas tan bien llevadas con los personajes tan bien construidos me dejaron con tantísimas ganas de leer algo más del autor que estoy deseando que se publique Iron Gold para poder seguir leyendo más de este autor y su mundo creado en Amanecer rojo.





¡Hasta aquí la entrada de hoy! Espero que os haya gustado y os animéis a hacer el tag. ¿Cuáles serían vuestras respuestas? ¿Coincidimos en alguna de ellas?
¡Besos y feliz día!












No hay comentarios :

Publicar un comentario

Tu opinión es muy importante para mí, ¡así que anímate y déjame tu comentario! Intentaré responderte lo antes posible. ❤